Durante el pasado mes de agosto, los volúmenes de carga aérea internacional presentan un incremento de un 7,7% con respecto al mismo mes de 2019, según los registros de Iata.

Sin embargo, en un contexto de franca recuperación, la capacidad parece haber perdido fuelle en agosto, según el organismo internacional, y se mantiene un 12,2% por debajo del dato del octavo mes de hace dos años.

Iata detecta que que existe una sólida demanda para el transporte aéreo de mercancías de cara al pico estacional de actividad logística de final de año, aunque, a la vez, aún no se han recuperado los vuelos comerciales de pasajeros, con lo que falta capacidad para atender las necesidades del movimiento de carga aérea, por lo que no se descarta que su produzcan cuellos de botella a medida que las cadenas de suministro intensifiquen su actividad de cara a los dos últimos meses de 2021.

Evolución por zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico ha caido la demanda de carga aérea internacional un 2,1% con respecto a agosto de 2019, con la capacidad internacional disminuyendo un 28,1% anual.

En Europa, la demanda se ha incrementado un 6,3% en comparación con el octavo mes de 2019, mientras que, en sentido contrario, la capacidad se ha rebajado un 12,1%.

En cuanto a América del Norte, la demanda ha crecido un 19,3% con relación a hace dos años, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona también ha ascendido un 0,7%, mientras que en Iberoamérica, la demanda ha disminuido un 13,2% en comparación con hace dos años, mientras que la capacidad se ha desplomado un 20%.

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han ganado un 15,5% bianual en agosto, con la capacidad retrocediendo un 5,2% con respecto al séptimo mes de 2019. En África, los volúmenes han crecido un 32,7% en julio y la capacidad ha perdido un 3,8%.