Los representantes sindicales de los trabajadores del servicio de amarre de puerto de Barcelona han presentado preaviso de huelga indefinida a partir de la medianoche del próximo 19 de octubre.

Con esta movilización, estos empleados quieren llamar la atención sobre la seguridad en su labor y las condiciones laborales que tienen desde que se desatara la ccrisis sanitaria.

En este sentido, los amarradores estiman que con la pandemia, los turnos de trabajo en el enclave barcelones se redujeron con el fin de mantener turnos burbuja por si había algún brote, poder tener personal suplente xra seguir trabajando en horario completoa, lo que aumentó la carga de trabajo.

Esta situación, a su juicio, condujo a que, una vez finalizada la excepcionalidad e incoporados todos los trabajadores en sus turnos, la empresa dejó de contratar personal y de cubrir las bajas, a la espera de que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia aprobara una fusión entre las empresas de amarre del puerto de Barcelona, por lo, en su opinión, se han cancelado las contrataciones.

Así mismo, esto ha llevado a que, a juicio de los trabajadores del amarre, se haya estado operando por debajo de lo que marca el pliego mínimo de contratación del puerto, cosa que, según los amarradores, conocía la Autoridad Portuaria de Barcelona, aunque habría decidido hacer la vista gorda para evitar afectaciones al servicio.

Esta movilización podría tener repercusión en los tráficos de un enclave que parecen recuperar terreno tras el aciago 2020 y en un momento en que penden grandes incertidumbres sobre el transporte marítimo internacional.