Los armadores europeos piden a los ministros de Transporte de la Unión Europea que aclaren las lagunas legales existens en relación con las mezclas de combustibles compradas en otras zonas del planeta, de cara al debate que mantendrán los dirigentes europeos en relación con la propuesta de FuelEU Maritime durante la reunión del Consejo de Transporte de este 9 de diciembre.

En este sentido, Ecsa estima que el uso de documentos en papel proporcionados por proveedores de combustible de fuera de la UE para calcular el ahorro de carbono puede dificultar la aplicación de la ley, por lo que los armadores europeos han presentado una nueva propuesta destinada a abordar las cuestiones de aplicación y fomentar la demanda de combustibles más limpios en el transporte marítimo.

Así pues, el sector propone que tanto los proveedores de combustible de la UE como las navieras deberán cumplir con las normas de combustible de la Unión y cumplir los objetivos del nuevo Reglamento.

De igual modo, los armadores también quieren que los proveedores de combustible de la Unión Europea tendrán que hacer que los combustibles más limpios estén disponibles en el mercado y los barcos tendrán que comprar estos combustibles disponibles en los puertos de la Unión, con lo que los proveedores de combustible serán responsables de la disponibilidad y del cumplimiento de los requisitos de calidad y seguridad de los combustibles.

Ecsa considera indispensable fomentar la demanda es clave y una responsabilidad compartida entre los proveedores de combustible de la UE y las compañías navieras garantizará la adopción de combustibles más limpios en el transporte marítimo y que se consiga una reducción efectiva de las emisiones de carbono.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px