Los armadores europeos valoran positivamente la acción decidida que lleva a cabo la Comisión Europea contra el cambio climático, pero, al tiempo, llaman la atención sobre la falta de coherencia existente en algunas de las propuestas del paquete legislativo aprobado esta misma semana.

Esta situación, a juicio de Ecsa, puede socavar sus objetivos medioambientales, por lo que defiende una solución internacional para el transporte marítimo.

En este sentido, la organización internacional aboga por la creación de un fondo específico para estabilizar el precio del carbono, que es especialmente importante para los numerosos propietarios de buques pequeños y medianos.

De igual modo, los armadores europeos solicitan que la nueva Directiva garantice que todas las partes interesadas de la cadena de suministro, incluidos los operadores comerciales, tengan los incentivos adecuados para impulsar medidas de sostenibilidad.

Así mismo, los armadores europeos acogen con satisfacción la iniciativa para fomentar la implantación en el mercado de combustibles más limpios que actualmente no están disponibles comercialmente, aunque, al tiempo, señalan que la propuesta no parece ser coherente con otras propuestas del paquete climático.

Finalmente en relación con la fiscalidad de la energía, Ecsa considera que la eliminación de la exención fiscal actual para el combustible no es una forma coherente de avanzar.