Debido a las mejoras en la aerodinámica y la eficiencia en el uso del combustible, así como el conjunto de flexibilidades regulatorias, los camiones ya pueden cumplir el objetivo de reducción de CO2 de la UE para 2025, según un nuevo estudio de Transport & Environment (T&E).

Incluso se da esta circunstancia aunque los fabricantes sólo estén produciendo un número muy reducido de vehículos de cero emisiones.

Por ello, desde T&E y Ecodes señalan que la UE debe establecer objetivos más ambiciosos de reducción de emisiones de CO2 que contribuyan a incrementar la producción de camiones de cero emisiones a lo largo de la década, con el fin de garantizar la descarbonización del sector a tiempo.

El fabricante sueco Scania es el que mejores resultados presenta en términos de emisiones de CO2 de los nuevos camiones, con niveles un 5,3% inferiores a la media, para el tipo más común de camión de largo recorrido.

El mayor rendimiento de Scania en cuanto a emisiones se debe principalmente a las mejoras en aerodinámica y lo ha conseguido sin producir camiones de emisiones cero.

Si todos los camiones europeos funcionaran como los modelos más eficientes del mercado, a día de hoy se reducirían las emisiones medias de CO2 de los camiones en un 6%.

Por el contrario, a la cola estarían Renault e Iveco, con las emisiones más altas: 2,6% y 2,4% por encima de la media en larga distancia, respectivamente.

Según el estudio, si todos los camiones europeos funcionaran tan bien como los modelos más eficientes del mercado, a día de hoy se reducirían las emisiones medias de CO2 de los camiones en un 6%.

 

Sin embargo, desde T&E advierten de que el aumento de la eficiencia por sí solo no hará que el sector del transporte por carretera en Europa alcance la neutralidad climática (emisiones netas cero) lo antes posible a 2050.

La mayoría de los fabricantes de camiones han asumido compromisos voluntarios de venta de vehículos eléctricos que van más allá de lo que exige la UE.

Teniendo en cuenta sus anuncios públicos, como resultado de estos compromisos voluntarios, el mercado alcanzaría un 7% de vehículos sin emisiones en 2025 y un 43% en 2030, por encima del 2% necesario en 2025 para alcanzar los objetivos voluntarios actuales.

Desde T&E afirman que estos anuncios voluntarios son la prueba de que la UE podría establecer un objetivo realista más ambicioso de al menos un 30% de camiones de cero emisiones en
2028.