El Parlamento Europeo ha dado su visto bueno al programa actualizado del mecanismo ‘Conectar Europa‘, CEF por sus siglas en inglés, aprobado recientemente por el Consejo de la UE. Con un presupuesto de 33.710 millones de euros para el período 2021-2027, permitirá financiar proyectos de transporte, digitales y energéticos con efectos positivos a nivel europeo.

El objetivo es garantizar que proyectos transeuropeos esenciales, como el Corredor Mediterráneo, la implementación de infraestructura de recarga para combustibles alternativos y el despliegue de cobertura 5G en los ejes de transporte concluyan en el plazo previsto para 2030.

Así, es importante destacar que el 60% de la dotación se destinará al cumplimiento de los objetivos climáticos, mientras que el 15 % de los fondos del pilar energético se destinará a proyectos transfronterizos de energías renovables.

De los más de 30.000 millones consignados, el sector del transporte tendrá acceso a 25.807, de los cuales 12.830 corresponderán a inversiones estratégicas europeas, y otros 11.286 serán transferidos del Fondo de Cohesión para los Estados Miembros que pueden optar a esta financiación.

A ello se añade una novedad respecto al anterior reglamento: 1.691 millones que servirán para adaptar parte de la RTE-T para una movilidad de uso dual, tanto civil como militar.

De los 12.830 millones para inversiones europeas, el 60% se utilizará para conseguir unas redes eficientes, interconectadas, interoperables y multimodales, y el 40% para lograr una movilidad inteligente, interoperable, sostenible, multimodal, integradora, accesible y segura desde los puntos de vista operacional y físico.

Las acciones que podrán recibir apoyo financiero pueden estar vinculadas a las infraestructuras ferroviarias, de carretera y de vías navegables interiores y marítimas.

Además, el reglamento recoge la configuración de los corredores de la Red Básica de transporte, así como una lista de enlaces transfronterizos de la red global, que contarán con más posibilidades de financiación.

Redimensionando  el concepto «corredor»

Desde el Ministerio de Transportes, explican que el nuevo reglamento europeo permitirá la ampliación de los corredores europeos en España, al incorporar a Galicia, León, Asturias, Huelva, Teruel, Navarra, La Rioja, Baleares y Canarias.

Así, en el Corredor Atlántico, se incluyen ahora cuatro nuevos ejes: Gijón – León – Valladolid, La Coruña – Vigo – Orense – León, Zaragoza – Pamplona/Logroño – Bilbao, Tenerife/Gran Canaria – Huelva/Sanlúcar de Barrameda – Sevilla – Córdoba.

Por su parte, en el Corredor Mediterráneo, se incluye el eje Madrid – Valencia – Sagunto – Teruel – Zaragoza, y se añade el de Palma de Mallorca – Barcelona/Valencia al ramal costero.