Los operadores privados de ferrocarril han aumentado un 1.051% su participación en los últimos cinco años.

En sólo siete años, los operadores privados han multiplicado por 26 las mercancías manipuladas.

Los operadores privados del transporte por ferrocarril en España han experimentado un enorme crecimiento desde que comenzaran a operar en el ejercicio 2007 y, actualmente, absorben la mayor parte del aumento de la demanda por parte de los cargadores.

Junto al reciente informe de la CNMC que señalaba el mayor peso de las empresas privadas, los últimos datos del Observatorio del Transporte y la Logística de España corroboran este aumento.

En el año 2007, los operadores privados manipularon 96.000 tn de mercancías, lo que suponía una cuota de mercado del 0,85%. Siete años después, en el ejercicio 2014, han manipulado 2.700.000 tn netas, alcanzando una cuota del 26,2%.

Mientras tanto, la cuota del operador público Renfe, que ascendía a un 99,15% en 2007 con 11,536.000 tn movidas, ha descendido hasta el 75,3% en 2014, al manipular 7.557.000 tn de las 10.303.000 tn de mercancías que se han movido por ferrocarril en 2016.

En este contexto, según los datos de crecimiento del operador público y los privados, estos últimos han absorbido casi en su totalidad el crecimiento del 33,5% de las mercancías entre 2009 y 2014.

Entre estos años, la demanda del ferrocarril en España ha aumentado 2.589.000 tn y, mientras que el volumen manipulado por Renfe ha crecido 246.000 tn, los operadores privados han manipulado 2.376.000 tn más.

Estas empresas, junto a la pública, se han repartido las mercancías que manipulaban Coto Minero Cantábrico, que dejó de operar en 2012, y Euskotren Cargo, que actualmente tiene un peso simbólico en el transporte de mercancías. De ahí que las suma de las mercancías manipuladas por Renfe y los operadores privados supere el incremento de la demanda.

Evolución del transporte de mercancias por ferrocarril de las empresas privadas