La Organización Europea de Puertos Marítimos, Espo, ha dado a conocer los finalistas de la XIII Edición del Premio Espo a la Integración Social de los Puertos, por el que competirán las Autoridades Portuarias de Gdansk, en Polonia, Hamburgo, en Alemania, Valencia y Vigo.

El jurado ha seleccionado estas cuatro candidaturas de un total de 11 para la edición de este año, donde se valorará especialmente el papel de los puertos en la recuperación de la ciudad y de la comunidad local.

El premio será para la corporación portuaria que más éxito haya tenido en su recuperación de la crisis del Covid-19 y en su contribución a una mayor prosperidad de la ciudad, la comunidad local y la región.

Para ello, tendrá que demostrar hasta qué punto su enfoque y sus actividades han sido esenciales para ese crecimiento y qué pasos ha dado para ayudar a nivel social, cultural y económico a la zona en la que se integra.

Diversidad de los puertos

Las candidaturas presentadas demuestran la diversidad de los puertos europeos y su capacidad de adaptación a las circunstancias locales, pues cada uno de ellos ha decidido intervenir en las áreas en las que podría tener un mayor impacto.

Algunos han optado por implementar planes de desarrollo que les permitieran crear empleo y garantizar una prosperidad a largo plazo, mientras otros han abrazado el arte y la cultura, abriendo sus instalaciones al público y organizando eventos.

También se han creado más espacios para los ciudadanos con el fin de mejorar la calidad de vida de las ciudades y aumentar su potencial a nivel comercial. Por último, pero no menos importante, han dedicado sus esfuerzos a mejorar su sostenibilidad.

En el caso del puerto de Valencia, por ejemplo, se ha presentado el proyecto ‘Valenciaport, making the difficult easy‘, para exponer su resiliencia y compromiso, en colaboración con la comunidad portuaria, para superar los momentos difíciles.

A través de este proyecto, se han abierto nuevos puentes de diálogo puerto-ciudad y se ha demostrado cómo mediante la colaboración es posible mantener el progreso mutuo, superar lo peor de la crisis, compartir emociones y gestionar los recursos públicos en beneficio de los sectores más afectados.

Los proyectos preseleccionados se presentarán en la web de Espo en las próximas semanas. El ganador se dará a conocer el día 9 de noviembre durante un evento que tendrá lugar en Bruselas.