Cruceros en torno al World Trade Center del puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona se ha mantenido como el primer puerto europeo y el cuarto a nivel mundial en este tipo de tráfico.

El sistema portuario español ha batido su récord histórico en el número de cruceristas en 2016, con un aumento del 0,6% respecto al resultado del año anterior y un total de 8,7 millones de turistas resultante del buen comportamiento de los recintos portuarios del Mediterráneo.

Así, los puertos situados en la vertiente mediterránea han acaparado el 68% del total de pasajeros que han llegado a España, con 5,8 millones de personas y un crecimiento conjunto del 5% respecto a 2015.

Entre los principales destinos se encuentran los recintos portuarios de Barcelona, con 2,86 millones de pasajeros, Baleares, con 1,95 millones turistas, Málaga, con 444.000 cruceristas y Valencia, con 403.000 personas. Asimismo, los de Cartagena y Almería han obtenido buenos resultados, con crecimientos del 24,5% y del 65,8%, respectivamente.

Sin embargo, los puertos canarios y los situados en el Atlántico han registrado descensos. Así, los de las Islas Canarias, con cerca de dos millones de cruceristas y una cuota del mercado nacional de 22,9%, han retrocedido un 9%, mientras que los de la vertiente atlántica han perdido un 4,2% del tráfico, con 732.256 pasajeros y una cuota del 8,3% del total nacional.

A pesar de todo, algunas instalaciones portuarias situadas en el Cantábrico han aumentado sus resultados, como el puerto de Gijón, que ha duplicado sus cruceristas hasta situarse en los 32.700, o el recinto portuario de Bilbao, que ha crecido un 22,7%. 

Está previsto que el tráfico de cruceros continúe aumentando en los próximos años, a un ritmo de entre el 1,5% y el 3%, pudiendo superar los 9,5 millones de cruceristas en 2020.

España se mantiene como uno de los principales destinos europeos

España es uno de los principales destinos europeos en el tráfico de cruceros. Según los datos de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero, Clia Europa, el país se ha situado en 2015 como el cuarto mercado que más se beneficia de esta industria, con una contribución económica directa de 1.323 millones de euros, un 9,5% más que el año anterior.

En 2015, se ha posicionado como el segundo país europeo que más pasajeros ha recibido, solamente por detrás de Italia. En concreto, 5,93 millones de cruceristas han hecho escala en 2015 en alguna instalación del sistema portuario español. El país también ocupa la segunda posición como puerto de embarque, con 1,28 millones de pasajeros.

El puerto de Barcelona se mantiene como el primer puerto europeo y el cuarto a nivel mundial en este tipo de tráfico, con 2,68 millones de pasajeros en 2016. Por su parte, el de Palma de Mallorca ha avanzado hasta el tercer puesto europeo, con más de 1,72 millones de pasajeros, mientras que el de Las Palmas ocupa la séptima posición, con 1,1 millones de pasajeros.