En los últimos meses se suceden las diferencias entre los sindicatos y las organizaciones empresariales del sector logístico durante las negociaciones de diversos convenios colectivos provinciales.

Esta situación de desencuentro se ha traducido ya en una convocatoria de huelga en Cataluña para el próximo 30 de octubre y parece, según anuncia Comisiones Obreras, que esta movilización podría extenderse a otras demarcaciones en las que las diferencias dificultan la firma de nuevos acuerdos.

En este sentido, Comisiones Obreras ha anunciado su intención de convocar una huelga, a ser posible, ese mismo 30 de octubre en Madrid y, muy probablemente en Guadalajara, con lo que las afectaciones al funcionamiento del sector en el centro peninsular pueden ser importantes.

En la provincia de Madrid las diferencias se centran en la introducción de una categoría de inserción, algo que, a juicio de UNO, constituye un elemento fundamental para sumar nuevas empresas al convenio de logística, así como para atraer a trabajadores jóvenes, mientras que para Comisiones Obreras constituye un intento de «rebaja salarial».

De este modo, los sindicatos parecen responder con medidas de fuerza a la espera de UNO para una contrapropuesta en las negociaciones del convenio colectivo provincial de logística de Madrid para seguir negociando.