La consultora Xeneta ha dado a conocer sus previsiones para el mercado del transporte marítimo en 2022, año en el que se espera que de nuevo las navieras obtengan grandes beneficios, puesto que probablemente cerrarán contratos a largo plazo a tasas mucho más elevadas que en 2021.

La mayoría alcanzarán niveles récord, pues al mismo tiempo que los operadores estarán cosechando los beneficios de un gran año para el sector, los cargadores siguen necesitando previsibilidad y estabilidad en su cadena de suministro.

Probablemente algunas navieras ofrezcan contratos a precios más bajos, pero exigirán a los cargadores aumentar la duración del acuerdo o ampliarlo a otros ámbitos, como la logística.

Por su parte, las navieras más tradicionales se mantendrán en un rango medio, mientras que en el ámbito de los ‘freight forwarders‘ podrán encontrarse los precios más elevados, aunque también ofrecerán tasas competitivas a ciertos cargadores en comparación las navieras tradicionales.

La cuestión es si existen verdaderas alternativas para los clientes además de aceptar unas tasas de récord, o si están a merced de los operadores, que están aprovechando su posición y poder actuales. En este sentido, dados los precios actuales, lo lógico es que también se les diera mucho mejor servicio, lo que incluye que los contenedores lleguen en un tiempo razonable a destino, al puerto elegido y al precio acordado.

Principales rutas

En las rutas entre China y el norte de Europa, la media de las ofertas ronda los 11.900 dólares/FEU, lo que supone un incremento considerable respecto a los contratos firmados en 2021. Sin embargo, el precio puede variar bastante dependiendo de quién realice la oferta y las condiciones, pues no todas las soluciones encajan con todos los cargadores.

Por su parte, entre China y Estados Unidos, el proceso aún está en una etapa más temprana, aunque los primeros indicios apuntan a una media de 5.700 dólares/FEU. Por su parte, entre Europa y el Lejano Oriente, se situarían en los 1.900 dólares/FEU y entre Europa y la costa este de Estados Unidos, en los 5.700 dólares/FEU.

El año pasado quedó clara la necesidad de asegurar la estabilidad y previsibilidad de las cadenas de suministro mundiales en las negociaciones, pero para los cargadores puede suponer un riesgo iniciar un acuerdo a largo plazo sin estar completamente informados y tener todos los datos disponibles.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px