Las empresas de transporte que trabajan habitualmente en el puerto de Valencia han decidido dejar de prestar servicio en las instalaciones de APM Terminals del puerto de Valencia a partir de este martes 13 de julio por un periodo de tiempo indefinido.

La decisión ha sido respaldada por la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, FVET, que recuerda que la situación se ha vuelto «insostenible» desde hace meses, debido a las congestiones que se producen en la terminal y que provocan «largas y frecuentes esperas de más de cuatro horas» .

Por ello, los transportistas no prestarán servicios con origen o destino en esta terminal mientras no se garanticen unas «condiciones adecuadas» de servicio al transporte, sin perjuicio de que se entreguen los contenedores de exportación que todavía puedan estar siendo transportados al puerto.

La Federación también ha instado a las autoridades y a los responsables de la terminal portuaria a adoptar cuanto antes las medidas necesarias para poder poner fin a esta situación.