El Ayuntamiento de Madrid está presentando a los actores económicos y sociales de la capital, entre ellos el sector logístico, sus propuestas para el nuevo ‘Plan de Calidad de Aire y de Cambio Climático de la ciudad de Madrid’.

Entre las 30 propuestas que la administración local ha elaborado, tres afectan directamente a la distribución de mercancías, proyectando una de ellas restricciones al tráfico en el Área Central de la ciudad para que accedan a la misma sólo vehículos sostenibles. 

Según los planes del Ayuntamiento, a partir del año 2018 no podrían entrar en esta zona los vehículos de distribución que no cuenten con uno de los cuatro distintivos de la DGT, ni aquellos de menos de 3,5 tn que dispongan de la categoría ‘B’.

La categoría ‘B’ de Tráfico incluye a los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006, así como a vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2005. Los de gasolina deberán cumplir la norma Euro 3 y los Diésel la Euro 4 y 5. 

A partir del año 2020, todos los vehículos con categoría ‘B’ tendrían restringido el tráfico al centro de Madrid, estando prohibido el paso también a los de menos de 3,5 tn con categoría ‘C’, aunque los camiones con esta categoría si podrían acceder.

El distintivo ‘C’ hace referencia a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014, así como a vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6, y los Diésel la Euro 6.

Vehículos permitidos para la distribución urbana de mercancías en Madrid

Un lustro después, en el año 2025, sólo podrán acceder al Área Central de Madrid todos los vehículos ‘cero emisiones’ y los camiones ‘Eco’. Según la DGT, son vehículos ‘cero emisiones’ los vehículos eléctricos de batería o de autonomía extendida, vehículos híbridos enchufables con autonomía mínima de 40 kilómetros y vehículos de pila de combustible.

Por su parte, la etiqueta ‘Eco’ engloba a híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 km, vehículos híbridos no enchufables, vehículos propulsados por gas natural y vehículos propulsados por gas natural comprimido, licuado o licuado del petróleo.

Esta estrategia de actuación se extendería progresivamente al interior de la M-30 y al conjunto del municipio, según los planes del Ayuntamiento, si bien desde la administración recuerdan que sus intenciones son sólo propuestas que aún deben ser debatidas y consensuadas entre todos los agentes económicos y sociales.