El operador marítimo de contenedores Maersk Line ha instalado ya en 270.000 contenedores reefers su sistema para la gestión remota de contenedores RCM, que convierte el contenedor en «un dispositivo conectado digitalmente», según definen en la propia naviera.

Tras cinco años de trabajo en el sistema, el RCM comenzó a instalarse en los contenedores del operador en 2015, estando ya plenamente implantado en el parque de contenedores de frío de la naviera.

A través del dispositivo de control remoto RCD, una señal móvil y dos antenas instaladas en el contenedor, el sistema permite llevar un registro de datos de la mercancía entre los que se incluyen su ubicación, temperatura, humedad y ventilación, mientras viaja por mar a bordo de un buque.

Según señalan desde la naviera, la solución se ha desarrollado para satisfacer las necesidades que sus clientes de mercancía refrigerada requerían, lo que les ha impulsado a mejorar su flota reefer.

Nuevo sistema de control remoto de contenedores de Maersk

El nuevo sistema de Maersk ha sido instalado en más de 270.000 reefers.