Maersk McKinney Moller el primer Triple-E de Maersk Line

Maersk Line podría estar interesada en la compra de Hamburg Süd.

Maersk Line podría estar interesada en la compra de Hamburg Süd, según recoge The Wall Street Journal días después de publicar que el conglomerado Oetker Group, propietario del operador alemán, estaba estudiando la posibilidad de poner la naviera a la venta.

De producirse finalmente la operación, la naviera del grupo A.P. Moller-Maersk se consolidaría como el primer operador de contenedores del mundo, sumando a su cuota del 15,4% en el segmento, según datos de Alphaliner, el 2,9% de cuota de mercado que tiene el operador alemán.

Actualmente, la naviera danesa opera actualmente 632 buques, de los cuáles 263 son propios, y tiene 29 ordenados. Por su parte, Hamburg Süd opera 117 buques, 44 de ellos propios, y tiene ocho buques en cartera.

La fusión de las navieras chinas CSCL y Cosco, la adquisición de NOL por parte de CMA-CGM, la integración de UASC en Hapag-Lloyd o el reciente acuerdo entre los operadores MOL, NYK Line y K Line para unir sus divisiones de contenedores ponen de manifiesto la tendencia a la consolidación de este mercado. 

Sin embargo, mientras sus inmediatos competidores han adquirido operadores de tamaño medio, Maersk Line ha venido apostando por el crecimiento interno durante la última década y no ha absorbido a ningún competidor desde que 2005, cuando adquirió P&O Nedlloyd.

No han faltado en los últimos años rumores sobre su interés por adquirir otras navieras, el último de ellos sobre la posible compra de las surcoreanas Hanjin Shipping y Hyundai Merchant Marine.

Pero más allá de los rumores, y teniendo en cuenta que ni Maersk Line ni Oetker Group han desmentido oficialmente la información del diario estadounidense, cabe destacar que la nueva etapa que el grupo danés ha diseñado para la naviera contempla su crecimiento mediante la compra de competidores.