En el primer trimestre de 2024, Maersk introducirá en sus rutas el primero de una serie de ocho grandes portacontenedores que podrán utilizar metanol como combustible.

Construidos por Hyundai Heavy Industries y con una capacidad de 16.000 TEUs, reemplazarán a otros buques más antiguos, aportando un ahorro de alrededor de un millón de toneladas de CO2 anuales.

La naviera, cuyo contrato con el astillero incluye una opción para otras cuatro unidades adicionales en 2025, cree que ha llegado el momento de abordar el desafío del cambio climático.

Estos buques ofrecerán un transporte verdaderamente neutro en carbono, en línea con el compromiso de la naviera con sus clientes, algunos de los cuales se ha comprometido ya a apostar por soluciones de este tipo para sus envíos.

Es el caso de Amazon, Disney, H&M, HP, Levi Strauss & Co., Microsoft, Novo Nordisk, Procter & Gamble, Puma, Schneider Electric, Signify, Syngenta y Unilever, aunque se espera que se sumen muchos más. 

Neutralidad de carbono

Los nuevos portacontenedores encargados cuentan un motor ‘dual-fuel’, de modo que puedan funcionar tanto con metanol como con combustible convencional bajo en azufre. El desarrollo de este sistema ha supuesto un gasto adicional por parte de la naviera, pero le permitirá dar un salto significativo en su compromiso con la neutralidad de carbono.

Maersk pretende llegar a operar estos buques con e-metanol o bio-metanol lo antes posible, si bien utilizar desde el principio una adecuada cantidad de metanol neutro en carbono requeriría un significativo aumento de la producción, para lo que se está trabajando en diferentes acuerdos y colaboraciones con otros socios.

Con un motor desarrollado en colaboración con MAN ES, Hyundai y Alfa Laval, estarán clasificados por la ‘American Bureau of Shipping‘ y navegarán bajo bandera danesa, pudiendo operar eficientemente en numerosas rutas.

Conviene apuntar que forman parte del programa que tiene en marcha la naviera para la renovación de su flota, con lo que pretende reemplazar buques que suman más de 150.000 TEUs de capacidad y que están llegando al final de su vida útil.