Maersk ya tiene en marcha una plataforma logística de nueva construcción con una superficie de 8.168, que dará servicios logísticos a la península ibérica y al sur de Francia desde la ZAL del puerto de Barcelona.

La instalación llave en mano, que cuenta con certificación medioambiental LEED Gold, ha sido construida por Cilsa y se ubica en la parcela A 30 de la ZAL Port, de 14.409 m² de superficie.

Así mismo, el activo tiene una altura libre útil de once metros en la zona de almacenaje que permite ganar mayor densidad de ocupación por m2 y, además, dispone de 39 muelles de carga, así como de paneles solares generadores de energía autosuficiente y cargadores de vehículos eléctricos.

Con esta plataforma, el grupo naviero quiere ampliar sus servicios logísticos puerta a puerta con soluciones intermodales, al poder acondicionar las mercancías para su recepción eficiente tanto en sus centros de distribución como en las entregas directas a sus clientes finales.

En concreto, la naviera utiliza esta nueva nave para la desconsolidación de mercancías de importación para su posterior distribución tanto en España y Portugal, como en el sur de Francia

La construcción se enmarca dentro de los proyectos de nueva construcción que Cilsa desarrolla en la ZAL Port, con más de 350.000 m² de superficie, y que formanrán parte de un prque logístico de más de 920.000 m² construidos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px