terminal puerto Huelva puerto Sevilla ferrocarril

En 2017, ambas Autoridades Portuarias alcanzaron un acuerdo para la explotación conjunta de las instalaciones.

La terminal ferroviaria de Majarabique lleva seis meses funcionando a pleno rendimiento, con una elevada demanda de servicios, lo que ha llevado a la concesionaria Termisur Eurocargo a solicitar la ampliación en 11.000 m² de la superficie de la instalación, que ya suma 34.400 m².

El puerto de Huelva, al que Adif adjudicó su gestión, está aprovechando el momento de bonanza en la potenciación de los tráficos de contenedores. Unos tráficos que en 2017, sumando los TEUs que han pasado por Termisur y los cerca de 2.000 correspondientes a tráfico ro-ro, ha superado la barrera de los 61.000 en 2017.

Y todo esto, al margen del acuerdo alcanzado en enero de 2017 para una gestión conjunta de Majarabique, que contó entonces con la mediación de la Junta de Andalucía y de Puertos del Estado, y que transcurridos estos meses, se ha demostrado más como una operación política para apaciguar los ánimos, que como una operación con posibilidades de ser puesta en práctica.

Es más, la puesta en marcha de la terminal ha repercutido negativamente en el recinto hispalense, que ha perdido 37.000 toneladas de tráfico ferroviario de contenedores, de los que el 10% corresponden al tráfico que movía Termisur en el puerto de Sevilla  antes de trasladarse al de Huelva.

En Sevilla, el ejercicio 2017 se ha cerrado con 254.517 toneladas de mercanías movidas en tren, lo que supone un descenso del 54%. En cuanto a la instalación onubense, ha registrado un movimiento de 459.773 toneladas en transporte por ferrocarril.

Según el acuerdo alcanzado en su día entre ambas Autoridades Portuarias, en plena polémica por la adjudicación de la terminal a la Autoridad Portuaria de Huelva, se acordó estudiar la constitución de una fórmula colaborativa para la explotación de la terminal, algo que a día de hoy no se ha producido.

Está claro que el desarrollo  de la oferta intermodal por parte del puerto onubense, se inscribe en la estrategia de diversificación de los tráficos recogida en el Plan Estratégico del puerto de Huelva 2012-2017, con visión a 2022, como lo demuestra la evolución del tráfico de contenedores y la reciente presentación realizada en Madrid, sobre las posibilidades que ofrece Huelva a los operadores madrileños.

Algo en lo que la terminal de Majarabique tiene un papel fundamental que jugar.