Era de esperar que con la excusa de la crisis entre Marruecos y España desatada en las últimas semanas, que la Operación Paso del Estrecho también pudiera ser utilizada como arma arrojadiza en esta guerra sorda.

En este contexto, el Gobierno marroquí ha anunciado que, por segundo año consecutivo y con la excusa de la necesidad de contención de la pandemia, no aceptará traslados de sus ciudadanos nacionales desde puertos españoles en esta operativa estival.  Argumento que queda desmontado inmediatamente al conocerse que sí permitirá la llegada de algunos barcos desde Francia e Italia, como el año pasado.

Así pues, solo estarán habilitados para la llegada de viajeros de marroquíes desde territorio europeo el puerto francés de Sète y el italiano de Génova.

En este mismo sentido, los autoridades sanitarias marroquíes obligan a los viajeros procedentes del continente europeo a presentar una PCR negativa al embarque y, además, deberán someterse a otra prueba diagnóstica de Covid a bordo para garantizar la máxima seguridad.

Segundo año en blanco

Los puertos de Algeciras, Almería y Ceuta, además de otros del territorio peninsular como el de Málaga, llevaban meses trabajando para poner en marcha una Operación Paso del Estrecho marcada por la pandemia, tras un año de ausencia, e incluso ya habían destinado partidas presupuestas para tenerlo todo preparado que ahora quedan en nada. Una circunstancia a la que deben sumarse las pérdidas para todo el tejido empresarial español, que se mueve cada verano alrededor de las sucesivas Operaciones Paso del Estrecho.

Para muestra un botón. En la última Operación Paso del Estrecho de 2019, se efectuaron un total de 5.778 rotaciones (+2,9%) de las navieras que cubren servicios en el Estrecho de Gibraltar realizadas entre el 15 de julio y el 14 de septiembre, que supuso el desplazamiento de 1.672.643 pasajeros (+3,4%) y 368.980 vehículos (+2,8%).

En aquel 2019, la línea que mayor crecimiento anual registró fué la que une Motril con Melilla, con un incremento de las rotaciones de un 9,3% y un aumento de los pasajeros de un 162,3%. Sin embargo, fue nuevamente la línea que une Algeciras con Tánger Med la que más volumen movió, con el 39,8% del total de vehículos transportados, mientras que que otro 20,1% lo hicieron por la línea entre Ceuta y Algeciras.