Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica, con sede en la localidad de Azuqueca de Henares, en Guadalajara, ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que afecta a la práctica totalidad de su plantilla, tras las conversaciones mantenidas con los representantes sindicales.

La actividad de la planta, donde trabajan 160 personas, se centra en la distribución de piezas de recambio originales para camiones, autobuses, furgonetas y turismos de las marcas Mercedes-Benz, smart, Setra y Fuso. Desde que se declaró el estado de alarma en el país, la dirección implementó un plan de contingencia con medidas operativas y laborales, para preservar al máximo la salud y seguridad de sus trabajadores y el mantenimiento del empleo.

Pese a ello, la ralentización económica general con medidas como el cierre de fronteras y las restricciones a la circulación por carretera, han provocado una caída drástica y progresiva de la actividad comercial, por lo que el sector de la automoción se enfrenta en la actualidad a unas durísimas condiciones de mercado.

No obstante, la filial está comprometida con mantener el suministro de recambios para asegurar la movilidad de los camiones, ambulancias, furgonetas de reparto y demás vehículos de las marcas que representa. Por ello, se mantendrá un servicio para la recepción y distribución de piezas, con el fin de garantizar la disponibilidad y envío para las intervenciones en talleres y la asistencia en carretera.

Con una superficie de 48.400 m² y ubicado en Miralcampo, en Azuqueca de Henares, Guadalajara, el almacén gestionado por Mercedes Benz Parts Logistic Ibérica abastece de recambios a la península ibérica y a las islas españolas y lusas, además de Ceuta y Melilla.