La historia de Montepino en el sector inmologístico español habla de una trayectoria marcada por importantes hitos que han ido siguiendo el devenir del sector logístico español desde los momentos más duros de la crisis, hasta ver despuntar el desarrollo de proyectos en diferentes zonas del país y llegar al momento actual y poner la vista en un futuro que se abre a nuevos retos.

La promotora aragonesa inicia su actividad en el año 2000 realizando proyectos de mininaves en Aragón hasta 2008.

Ya entonces, la compañía contaba con un rasgo diferenciador claro consistente en contar con una oficina técnica propia, que le permite tener una interlocución directa con los clientes y, como indica Juan José Vera, vicepresidente de Operaciones de Montepino, “poder personalizar hasta el mínimo detalle de cada proyecto”.

Entre 2007 y 2008, la empresa desembarca en la zona centro del país, con los primeros proyectos llave en mano. En 2007 se hacen con el primer solar en Villaverde para el desarrollo de mininaves, cuya construcción arrancó en 2010 y que ahora está ocupado al 100%.

El año 2012 marca un cambio de visión para Montepino que ve una oportunidad de negocio en el desarrollo de edificios nuevos, que hasta entonces no existían en España, adaptadas a un nuevo modelo logístico existente en Europa.

Dos años después, en 2012 se empieza a notar un cambio en el sector logístico español, de tal modo que, como explica Vera, “el modelo logístico que existe en Europa no cuenta con edificios que puedan darle servicio en España”.

Ante esta carencia, Montepino ve una oportunidad de negocio y empieza a estudiar operaciones.

Este trabajo de análisis cristaliza en 2014, cuando la compañía aragonesa adquiere a dos bancos el polígono Casablanca de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, en una operación realizada totalmente a riesgo y sin ningún inquilino.

“Aquello”, explica el vicepresidente de Operaciones de Montepino, “parecía una locura en aquel momento, pero nosotros creíamos que no había ningún parque logístico nuevo de última generación”.

juan-jose-vera-montepino-entrevista

Un rasgo diferenciador de Montepino es el de contar con una oficina técnica propia, que le permite tener una interlocución directa con los clientes.

Sin embargo, las dificultades se vencieron con otro nuevo proyecto, al realizar una gran compra de suelo en Cabanillas del Campo, Guadalajara, a un pool de bancos y a Hercesa, para un total de 31 hectáreas, en una operación que se llevó a cabo mientras continuaban las obras en el parque de Torrejón, antes de su venta a Rockspring a la finalización del proyecto.

Además, esta operación conllevaba grandes riesgos, ya que la absorción del mercado no era la actual y las rentas en la zona eran muy bajas, pero aun así, Montepino la acometió en lo que finalmente se convertiría en un gran éxito para la promotora aragonesa.

En Cabanillas se alquiló la primera nave a Logista, y sin terminar esta operación se alquiló espacio a Luis Simoes en dos parcelas diferentes, a XPO y, posteriormente, a DSV, en un momento en que ya se empezaba a vislumbrar que el sector empezaba a despuntar, por lo que la primera fase se alquiló antes de que llegara a terminarse, sobre un suelo de 150.000 m2 que después se vendió a Merlin Properties.

Posteriormente, en 2017, una de las dos familias propietarias de Montepino decide desinvertir y salir del accionariado de la empresa.

La operación desarrollada para XPO en Cabanillas del Campo constituye la operación llave en mano para el e-commerce más grande de las desarrolladas en España.

Este movimiento dió paso a la entrada de los fondos del inversor de Global Invertor Partners en el capital de Montepino, con lo que se reestructuraron los vehículos de inversión de la compañía, con el objetivo de construir 300.000 m² de naves hasta 2020 que, después y gracias a la aceptación del mercado, se han ido hasta los 650.000 m² desarrollados en seis meses.

Tras este cambio puramente empresarial, el proyecto de Marchamalo supuso un nuevo salto adelante para la empresa.

Esta nave construida para XPO en el municipio de Cabanillas del Campo se ha convertido en la operación llave en mano más grande de España para e-commerce, sobre una superficie total de 180.000 m².

Al mismo tiempo, Montepino ha sabido demostrar su versatilidad en la promoción de inmuebles logísticos, con otro proyecto llave en mano para Nacex sobre una nave de cross-docking avanzada que reutiliza terrenos con construcción obsoletas en el municipio madrileño de Coslada, donde, además también se ejecutó otro proyecto para BS.

Marchamalo es, como destaca Juan José Vera, otro de los grandes hitos en la trayectoria de Montepino, ya que consituye, como relata, “un desarrollo que se había quedado colgado con la crisis y que se ha conseguido completar con éxito”.

cuadro final noticias para enlace al especial