La Comunidad Valenciana sigue siendo un foco de especial interés para los inversores en activos logísticos, tanto por dinamismo empresarial como por posicionamiento geoestratégico para los principales flujos nacionales e internacionales.

En este contexto, Montepino Logística ha entrado en el mercado inmologístico valenciano con la adquisición de una parcela de 19.870 m² de superficie en el polígono industrial Llanos de Espartal de Alicante.

Este suelo albergará dos plataformas logísticas que se destinarán a actividades de cross-docking y logística de última milla. La primera de ellas con una superficie construida de 4.934,92 m², mientras que la segunda tendrá una superficie edificada de 4.137,07 m².

La actuación contempla la construcción de un aparcamiento en superficie y zonas exteriores que incluyen viales de acceso, así como con una zona de oficinas que incluirán hall y un área abierta con sus respectivos despachos, aseos, vestuarios, comedor, office y otras instalaciones.

Con esta operación de Montepino da un paso más en su expansión y en su estrategia de desarrollo de soluciones llave en mano en áreas clave para el transporte y la logística a nivel nacional y europeo.

A este respecto, la compañía ya cuenta con varios activos logísticos en Cataluña y en otras zonas del Corredor Mediterráneo, al tiempo que espera consolidar su presencia en el mercado valenciano con nuevas adquisiciones en un futuro próximo.