El auge del comercio electrónico ha incidido, en especial en la gestión de la cadena de suministro, donde cada vez cobra más importancia la logística de última milla, en la que es fundamental la comunicación, trazabilidad y seguimiento de las mercancías entre el operador logístico y el cliente.

De hecho, las actividades logísticas vinculadas al comercio electrónico B2C han crecido en 2019 un 19%, hasta alcanzar los 1.550 millones de euros y para el 2021, la tendencia es igual de positiva. Algunas predicciones apuntan a que el e-commerce podría llegar a suponer casi el 20% del mercado minorista.

En esta contexto, Visual Trans y Neo han desarrollado la plataforma Work&Track, que permite desde su panel de control conocer la ubicación y la actividad en tiempo real de cada trabajador desplazado.

Esto permite mejorar el servicio al cliente optimizando rutas y asignando servicios de forma eficiente con el objetivo de reducir tiempos de espera, incidencias y retrasos.

Dicha plataforma ayuda a actuar ante urgencias, avisos y alarmas previamente configuradas, diseñar una aplicación de reporte según las necesidades del día a día del negocio e incluir todos los procesos, actividades y formularios digitales necesarios para ello.

Además de ofrecer la posibilidad de informar a clientes en tiempo real del estado de su servicio y conocer cuáles son sus gustos y opiniones como parte del tracking global.