Abril, mes en el que se ha dejado sentir con fuerza la crisis sanitaria, marca otro nuevo mes de fuertes retrocesos en la demanda de servicios de carga aérea a nivel internacional.

En paralelo a esta tendencia, también se ha reducido drásticamente la capacidad de transporte de mercancías por vía aérea, debido a que durante el cuarto mes de 2020 los vuelos de pasajeros han desaparecido prácticamente, y con ellos los volúmenes de carga que transportaban en sus bodegas.

Precisamente esta situación habría llevado a que el factor de carga haya crecido en abril en 11,5 puntos porcentuales, lo que podría indicar que hay un cierto volumen de demanda sin cubrir por la actual oferta de servicios de carga aérea.

Así las cosas, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA, calcula que la demanda de carga aérea en todo el mundo ha retrocedido un 27,7% anual.

De igual manera, la capacidad, durante el cuarto mes del ejercicio también se ha contraido un 42% anual, pese a que se ha producido un aumento del uso de cargueros en un 15%.

Principales mercados de carga aérea

Por zonas geográficas, el mercado de Asia-Pacífico presenta sendos retrocesos del 31% en la demanda y del 48,3% en la capacidad,.

Al mismo tiempo, el mercado norteamericano ha registrado un descenso del 11,5% en la demanda, la menor de todas las regiones del planeta durante el mes.

En Europa, la demanda de carga aérea se ha reducido un 33,7% en abril, mientras la capacidad está un 48,8 por debajo del nivel del mismo mes de 2019.

De igual modo, en Iberoamérica, los volúmenes han descendido un 43,7% y la capacidad se contrae un 64,5%, mientras que en Oriente Medio la demanda ha experimentado un descenso de un 36,3% y la capacidad ha perdido un 43,4%.

Finalmente, en lo que respecta a África la demanda de carga aérea se ha dejado en un 21,7%, al igual que la capacidad, que ha retrocedido un 38,7%.