El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Cartagena ha dado luz verde a la modificación de la concesión de Repsol Petróleo para ampliar sus instalaciones, con el objetivo de construir la primera planta de biocombustibles avanzados de España.

Repsol es el mejor cliente del puerto, pues supone el 70% de la actividad portuaria. En este sentido, desde la Autoridad Portuaria, están dispuestos a acompañar las inversiones privadas con infraestructuras más modernas que garanticen mejores servicios y mayor agilidad en sus operativas.

Por ello, el proyecto se completará con la construcción de un nuevo rack de tuberías en los Frentes 19 y 20 del dique Bastarreche, para aumentar la entrada y salida de materias primas recicladas, que servirán para la producción de biocombustibles que contribuyan a la descarbonización y a la reducción de emisiones CO2.

Con una inversión prevista de 188 millones de euros, la iniciativa permitirá situar el Valle de Escombreras como un referente industrial y aumentar en aproximadamente 300.000 toneladas anuales los tráficos del puerto.

También se ha renovado la concesión de la compañía energética para el uso y explotación de instalaciones de GLP en varios frentes de la dársena de Escombreras.

Además, se ha ampliado la prórroga de concesión a Fomento y Desarrollo Agrícola, que invertirá 726.000 euros en la construcción de un nuevo descarguero y en la mejora de sus conexiones para la distribución de graneles líquidos y sólidos.