Panattoni se ha hecho con una parcela de 50.000 m² de superficie en el municipio valenciano de Alcira, para el desarrollo de Panattoni Park Valencia II, su segundo proyecto logístico en la Comunidad Valenciana, tras su desembarco en noviembre de 2020 con un proyecto en el municipio valenciano de Picassent para el desarrollo de dos parcelas con una superficie total de 22.700 m² y 9.000 m², respectivamente.

La iniciativa es un proyecto logístico a riesgo que incluirá una nave de 30.000 m² de superficie bruta alquilable, que ofrecerá la posibilidad de albergar entre uno y cuatro inquilinos, según las necesidades, en módulos de 7.500 m² de superficie, con entrega prevista para el primer trimestre de 2023.

A esta nave hay que añadir el desarrollo de un edificio de oficinas que contará con 1.150 m² de superficie y que cuenta con posibilidad de albergar hasta cuatro módulos a partir de los 288 m².

Se trata de un proyecto logístico, desarrollado inicialmente a riesgo, para una nave de 30.000 m² de superficie bruta alquilable, con posibilidad de albergar entre uno y cuatro inquilinos.

El parque Panattoni Park Valencia II tendrá accesos a la AP7 y A7 De igual modo, ayudará a satisfacer la demanda de espacios logísticos en la zona, al convertirse en un edificio flexible que dispondrá de 40 muelles de carga y descarga para camiones y furgonetas.

De igual modo, la nave tendrá una altura libre de 11 metros y playas de maniobra de 32 metros, en un proyecto pensado para poder combinar actividad cross-dock para mejorar los procesos de última milla, ya que el resto de parcela no edificada se utilizará para el desarrollo de un aparcamiento de 315 plazas que permita agilizar el flujo de vehículos para la asignación y entrega de pedidos.

La construcción también contará con la certificación energética BREEAM “Verygood” e incorporará una instalación fotovoltaica de 100kw por edificio y aplicará un uso inteligente de los recursos.

En el complejo también se instalará diez cargadores de vehículos eléctricos por módulo, ofreciendo cuarenta cargadores en total, con el objetivo de potenciar el uso de vehículos eléctricos para el reparto de última milla.