El Comité Nacional y la Subdirección General de Inspección de Transporte Terrestre se han reunido la semana pasada para analizar las dudas que ha generado la publicación del manual de tiempos de conducción y descanso y de tacógrafo en el transporte por carretera, así como el problema que ha habido recientemente con las tarjetas de conductor.

Entre las dudas que tienen los transportistas en relación con el aparato de control destacan el uso del certificado de actividades y la anotación del cruce de fronteras en los registros del tacógrafo, como refiere Froet, sin que se alcanzara una conclusión definitiva que convenciera el sector, por lo que se planteó hacer una comunicación a la Comisión Europea para que lo aclare.

Por lo que respecta a los retrasos en la recepción de las tarjetas de tacógrafo digital de conductor, Transportes se ha puesto en contacto con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para solucionarlo, así como para que no se vuelva a repetir la incidencia.

Finalmente, tanto el Comité como la Subdirección se comprometieron a organizar nuevas reuniones periódicas de este tipo para seguir avanzando en la cooperación entre ambas partes y sobre todo para aclarar las dudas de interpretación y de aplicación de la normativa.

El sector tiene en estas reuniones un elemento para clarificar un aspecto esencial de su actividad y evitar sanciones por falta de claridad de la norma o una interpretación incorrecta de su literal.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px