Schmitz amplia la planta de Zaragoza

La factoría aragonesa ha fabricado 3.604 semirremolques en el último ejercicio.

El fabricante de semirremolques Schmitz Cargobull tiene previsto ampliar su planta de Figueruelas, en Zaragoza, con una nueva línea de montaje de carrocerías frigoríficas para camiones rígidos para distribución urbana. Una gama que ya estaba disponible en el mercado centroeuropeo, y que ahora se incorpora al catálogo de productos para el mercado español

En concreto, se prevé una inversión inicial de un millón de euros para la puesta en marcha de la nueva línea, que contarán con el apoyo institucional de la Consejería de Economía, Industria y Empleo de Aragón, según ha informado la representante del departamento, Marta Gastón, en una visita a las instalaciones.

Esta ampliación de gama se complementará con los nuevos volquetes y basculantes que se presentarán, aprovechando la próxima edición de Smopyc, la feria de Maquinaria para obra pública que se desarrollará en el recinto ferial maño a partir del próximo 25 de abril.

Recientemente Schmitz presentaba el lanzamiento del V.KO, una carrocería en kit, para furgonetas a partir de 3,5 toneladas, que estará disponible en abril de este 2017, cerrando así su gama de productos y servicios para el transporte.

La planta aragonesa fabricó un total de 3.604 semirremolques, casi 800 unidades más que el ejercicio anterior. La producción ha alcanzado en el último ejercicio una media de 16 vehículos al día, el doble que hace dos años, y su objetivo es llegar a las 20 unidades en un breve plazo de tiempo.

Aumento de la plantilla

Para ello, también será necesario un sustancial incremento de la plantilla, que actualmente alcanza casi los 200 trabajadores, con la contratación de entre 70 y 75 empleados más en el plazo de un año. En este sentido, el Instituto Aragonés de Empleo colaborará con la iniciativa mediante acuerdos de formación con compromiso de contratación.

El 125 aniversario de la firma alemana, los 15 años de vida de la planta de Aragón y las positivas cifras de negocio, con una tendencia al alza del 30%, son los principales factores que han impulsado al fabricante a seguir invirtiendo en España.