El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha confirmado la ampliación en 20 millones de euros de los fondos del programa Moves II para las Comunidades Autónomas que ya han agotado su presupuesto en la línea relativa a adquisición de vehículos eléctricos.

La ampliación permitirá que la Comunidad Valenciana reciba cuatro millones adicionales que se suman a los 10,6 que ya ha percibido, mientras Madrid recibirá 7,5 millones más, que se añaden a los 14 iniciales.

Otros cinco millones se destinarán a Cataluña y se suman a los 16 millones que percibió al inicio, mientras que a Aragón se destinarán 2,5 millones adicionales a los 2,8 de origen, y Navarra recibirá 830.000 euros, que se unen a los 1,4 millones del principio.

El director general de Anfac, José López-Tafall, ha valorado muy positivamente esta decisión, que «permite hacer una transición positiva hasta la aprobación del plan Moves III, reactivando y apoyando la demanda de vehículos electrificados e híbridos, tan necesaria para cumplir los objetivos de descarbonización del parque«.

En este sentido, recuerda que las marcas de automoción están ampliando sustancialmente la oferta y la demanda ha de acompañar este impulso, con lo que estas iniciativas resultan imprescindibles.

Pese a la pandemia, 2020 ha sido el año con mayor incremento de la electromovilidad en España. Este aumento se ha producido, especialmente, desde el mes de julio, cuando las matriculaciones han crecido un 85% respecto a 2019, coincidiendo con la entrada en vigor del plan Moves.

Plan Moves III

Esta iniciativa, que ha actuado como palanca clave en el desarrollo de este tipo de vehículos, ya ha comprometido el 60% de los 100 millones con los que se dotó a nivel nacional. Respecto al Plan Moves III, estará dotado con 400 millones, lo que ya cuadruplica el presupuesto de la edición anterior, ampliables a 800 millones en función del avance del gasto.

También se abrirá una nueva convocatoria de Moves Singulares, que contará con un presupuesto de hasta 300 millones para fomentar la innovación industrial, tecnológica y de gestión, así como nuevos modelos de negocio vinculados a la movilidad sostenible.

Además, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el ‘Plan de choque para una movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos‘ cuenta con un presupuesto de 2.000 millones hasta 2023, de los cuales el 55% ya están contemplados en los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Por su parte, el despliegue rápido de renovables y la creación de infraestructuras eléctricas inteligentes, almacenamiento y nuevos modelos de negocio cuentan con una dotación para 2021 de 1.900 y 750 millones de euros, respectivamente.