Tanquero de MOL

El incremento de los fletes de los tanqueros está afectando al precio del crudo.

En apenas unas semanas, entrará en vigor la nueva normativa IMO 2020 sobre los límites de azufre en el combustible marino, pero sigue imperando la confusión en el sector, según explican desde la consultora Xeneta.

Los buques que no estén equipados con ‘scrubbers‘, tendrán que consumir combustible con un máximo del 0,5% de azufre, mientras que los que sí incorporen estos sistemas, podrán continuar utilizando los que tienen hasta un 3,5%.

Actualmente, existen unos cinco millones de toneladas de combustible bajo en azufre disponibles en sistemas de almacenamiento flotantes en Singapur, aunque fuera de ese área, encontrarlo puede llegar a ser un problema para los operadores.

En cuanto a los ‘scrubbers‘, la instalación es costosa y requiere la retirada del buque de circulación durante un tiempo, por lo que que algunos están optando por realizar diferentes mezclas que les permitan cumplir con los límites establecidos. Son muchas las refinerías que solamente ofrecen esta opción, principalmente utilizando el crudo del Mar del Norte.

Incremento de precios

Por otro lado, los combustibles bajos en azufre serán más costosos, en línea con los precios de Arabia Saudí, que han aumentado como respuesta al crecimiento de la demanda, mientras que los de alto contenido en azufre empezarán a tener descuento en un mercado con tanta oferta.

Las diferencias de precio entre los combustibles con alto o bajo contenido en azufre se redujeron significativamente a principios de año debido a la escasez de combustible con alto contenido en azufre por las sanciones contra Irán y Venezuela. Sin embargo, los expertos esperan que la situación cambie a favor de los combustibles bajos en azufre a medida que avancen los meses.

El 25 de septiembre se anunciaron sanciones de Estados Unidos contra Cosco, lo que provocó un gran incremento en los fletes de los tanqueros, que a pesar de que ya se han normalizado, siguen estando muy por encima del nivel de mayo o junio.

Esto está afectando al precio del crudo para la refinería, el precio de venta de los combustibles bajos en azufre y ejerce presión sobre el almacén flotante de Singapur, encareciendo los precios. Utilizando los índices disponibles actualmente, puede comprobarse que es más económico operar un buque con alto contenido en azufre.

Buen nivel de demanda

No obstante, si se tiene en cuenta el precio de la instalación de los ‘scrubbers‘, la situación varía. A simple vista, puede parecer que es mejor apostar por esta opción, pues además su producción es relativamente sencilla y existen numerosas refinerías donde encontrarlo.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta la demanda de combustible con bajo contenido en azufre por parte de otros sectores, especialmente en Europa, pues en Estados Unidos y Asia utilizan el combustible con alto contenido en azufre para la elaboración de diésel, gasolina y plásticos.

Dados los problemas geopolíticos que están afectando a las tarifas y las ventajas de la instalación de ‘scrubbers’, probablemente se mantendrá a buen nivel la demanda de este combustible, pese a las advertencias por parte del lobby medioambiental.

Sin embargo, desde Xeneta, lamentan que se tenga más en cuenta el precio de los fletes o las ganancias o pérdidas de los tanqueros que las grandes ventajas medioambientales que puede suponer utilizar combustibles bajos en azufre.