Aunque aún se desconoce el nombre definitivo

Constituida la ‘joint venture’ de Daimler, Traton y Volvo para crear una red de carga eléctrica

Daimler, Traton y Volvo dan el paso definitivo para poner en marcha su 'joint venture' que creará una red de carga eléctrica para vehículos pesados en Europa, con el fin de impulsar la descarbonización del transporte.

Viernes, 08/07/2022 por CdS

La empresa conjunta pretende instalar y operar al menos 1.700 puntos de recarga.

Finalmente, Daimler Truck, Traton Group y Volvo Group han dado el paso definitivo esta semana para crear una empresa conjunta para instalar y operar una red pública de carga rápida para vehículos pesados eléctricos en toda Europa, en línea con el anuncio realizado este pasado verano.

Sin embargo, aún se desconoce el nombre definitivo que tendrá esta ‘joint venture’ con la que quiere acelerar la creación de una infraestructura de carga para el creciente número de vehículos eléctricos en Europa y contribuir a la sostenibilidad del transporte para 2050, que se dará a conocer más adelante.

Las tres marcas participantes en esta empresa conjunta se han comprometido a invertir un total de 500 millones de euros para instalar y operar al menos 1.700 puntos de recarga de energía verde de alto rendimiento en carreteras, así como en puntos logísticos y de destino en un plazo de cinco años a contar desde la constitución de la empresa conjunta.

De igual modo, también se espera que el número de puntos de recarga aumente significativamente con la incorporación de nuevos socios adicionales y financiación pública.

Así mismo, se ha determinado quie la futura empresa conjunta opere bajo su propia identidad corporativa y tenga su sede en Ámsterdam. De igual manera, Anja van Nierse será su consejera delegada

La futura empresa conjunta de Traton, Daimler Truck y Volvo Group aborda la necesidad urgente de crear una red de carga de alto rendimiento para ayudar a las empresas de transporte de mercancías por carretera en su transición a soluciones de transporte neutras en emisiones.

En este sentido, se trabaja con la premisa de que la infraestructura de carga de alto rendimiento permite el transporte por carretera de larga distancia seguir siendo una forma rentable de lograr reducciones de emisiones significativas y rápidas.