Seur ha dado un nuevo impulso al uso de vehículos alimentados por energías alternativas menos contaminantes con la reciente incorporación a su flota de diez cabezas tractoras Volvo alimentadas por GNL, como parte de su estrategia medioambiental para reducir y compensar la huella de carbono de la compañía, así como para ofrecer envíos neutros en carbono.

Con cada una de estas tractoras, que ya están trabajando desde este mismo mes en rutas nacionales, la paquetera espera ahorrar un 10% de consumo de combustible en cada ruta con respecto al gasoil, consiguiendo a lo largo del año un ahorro total de 50.000 litros de combustible. 

De igual modo, las unidades de 460 CV de potencia, reducirán las emisiones de CO2 en 234,4 toneladas al año, así como las de monóxido de carbono un 30% y las de óxidos de nitrógeno un 35%. Así mismo, los vehículos minimizarán el ruido ambiental provocado por su circulación y eliminarán en un 99% la emisión de las partículas nocivas causantes de la contaminación en las ciudades.

La flota sostenible de la empresa de paquetería ha realizado servicios de entrega de 383.000 paquetes al mes el año pasado, como parte de su estrategia medioambiental y de responsabilidad social corporativa.