Ro-Ro camiones entrando en ferry puerto de Bilbao

En el encuentro se ha propuesto analizar la conveniencia de dedicar al TMCD una atención especial en el seno de la Organización Marítima Internacional.

Desde SPC Spain han trasladado recientemente sus conclusiones sobre la «European Shortsea Conference», que se celebró el pasado mes de septiembre en Barcelona y que contó con la presencia de 180 representantes de empresas e instituciones directamente relacionadas con el sector del Transporte Marítimo de Corta Distancia, TMCD.

Así, desde la asociación destacan como una de sus conclusiones la necesidad de que las instituciones públicas colaboren con el desarrollo de un sistema europeo de transporte sostenible. Por ello, es necesario diseñar tipos de ayudas y financiación que puedan adaptarse a las singularidades de las distintas áreas geográficas europeas, sin distorsionar la competencia y garantizando la sostenibilidad de los servicios a medio y largo plazo.

Asimismo, para una mayor captación de flujos de carga para el sector, es necesaria una mayor frecuencia de los servicios marítimos, para la que es fundamental que aumente la flexibilidad y se reduzcan los costes portuarios

La implantación del eManifest también se ha destacado, dado que el proyecto podría potenciar el desarrollo de las relaciones entre la Unión Europea y el norte de África.

Por otro lado, desde la asociación consideran necesario que las navieras conozcan con suficiente anticipación los requisitos impuestos por las nuevas normas en materia medioambiental y que dispongan de las soluciones técnicas para dar cumplimiento a las mismas.

Como consecuencia, en el encuentro se ha propuesto analizar la conveniencia de dedicar al TMCD una atención especial en el seno de la Organización Marítima Internacional, OMI, planteando, asimismo, la posibilidad de aplicar de forma diferenciada algunos convenios, a fin de evitar efectos contraproducentes de las nuevas normas medioambientales.

Por su parte, la previsible generalización progresiva en el TMCD de combustibles alternativos, como el gas natural licuado o metanol, así como otras opciones técnicas como el uso de energías renovables y baterías, permitirá seguir reduciendo en el futuro a medio plazo la contaminación y las emisiones de CO2 de los buques.

Asimismo, desde la asociación han remarcado la importancia de una formación específica en intermodalidad, así como la certificación de la misma que asegure un nivel de conocimientos adecuado y relativamente armonizado.