ventanilla unica maritimo portuaria

Europa avanza hacia una ventanilla única en el transporte marítimo.

Ante la inexistencia en el transporte marítimo de un manifiesto de carga armonizado para todo el ámbito europeo, la Comisión Europea y varios Estados Miembros vienen desarrollando durante los últimos meses el proyecto piloto eManifest, una iniciativa clave, según la Comisión, para lograr establecer el «verdadero mercado único en el transporte marítimo». 

Desde que la Comisión presentase en julio de 2013 el ‘Cinturón Azul’, su paquete para reducir las formalidades aduaneras a las que están sujetos los buques, se han lanzado varias iniciativas que buscan eliminar trámites burocráticos y reducir los retrasos en los puertos, aumentando por ende la competitividad del sector. Con este fin se ha impulsado el e-Manifest este año.

A través de un prototipo de ventanilla única europea desarrollada por la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA), usando su red SafeSeaNet para el intercambio de información, se trasladará por medios electrónicos un manifiesto de carga que contenga toda la información necesaria sobre la mercancía transportada.

El objetivo de la prueba es consensuar un eManifest que cubra todos los requisitos europeos y nacionales de los Estados Miembros. De esta forma, se podría declarar una sola vez y en un sólo lugar la mercancía, ya que los datos se trasladarían posteriormente de forma automatizada a todas las administraciones competentes.

En febrero: resultados y conclusiones

El pasado mes de diciembre de 2015, la Comisión Europea invitó a los Estados Miembros a participar en el proyecto. Durante los tres primeros meses de 2016 se ha trabajado en las reglas y los datos a incluir, mientras que en abril y mayo se definieron las especificaciones funcionales del sistema.

Actualmente, el piloto se encuentra en la fase de diseño, desarrollo y evolución del prototipo de la EMSA. Entre octubre y diciembre se llevarán a cabo las pruebas en una serie de puertos, entre los que se incluirán españoles que aún no han sido confirmados, y entre enero y febrero de 2017 deberían estar listos, según las previsiones de la Administración, los resultados, conclusiones y recomendaciones que se establezcan tras el proyecto piloto.