Aunque estaba previsto que Tesla presentara a lo largo del mes de septiembre su nuevo camión eléctrico, finalmente será necesario esperar hasta octubre para conocer las particularidades de este modelo tan esperado.

Concretamente hasta el día 26, cuando se descubrirá ante el mundo y se llevarán a cabo las pertinentes pruebas de conducción para mostrar sus capacidades. El evento tendrá lugar en el Estudio de Diseño con el que el fabricante cuenta en la ciudad californiana de Hawthorne, en Estados Unidos.

Así lo ha explicado su director ejecutivo, Elon Musk, a través de su cuenta de Twitter. «Merece la pena ver a esta bestia en directo. Es increíble» ha dicho el empresario, en referencia a su próximo lanzamiento.

Anteriormente, Musk ya había revelado que el vehículo en el que estaban trabajando podría competir perfectamente con un diésel, siendo capaz de recorrer hasta 1.600 kilómetros con un solo tanque de combustible.

Ha sido diseñado para la conducción autónoma en rutas de larga distancia y en ‘platooning‘, y dispone de autonomía suficiente para recorrer entre 320 y 480 kilómetros. En cambio, aún se desconoce la duración que tendrá la batería y la capacidad de carga.

Este tipo de vehículos podrían ahorrar hasta un 70% en los costes de operación a lasempresas de transporte, según los analistas de Morgan Stanley, que calculan que el precio rondará los 100.000 dólares (83.885 euros).