La compañía Terminales Marítimos de Galicia, TMGA, la principal empresa estibadora del puerto de La Coruña, ha presentado en la Autoridad Portuaria una solicitud para construir dos nuevas naves de 5.000 m², en el ámbito de su concesión principal de las dos que tiene actualmente en Punta Langosteira.

En el mes de febrero de 2015, la empresa comenzó a operar con instalaciones industriales propias en el Puerto Exterior. Comenzó con una nave de 5.000 m², que amplió con otros 5.000 más. Con la nueva solicitud presentada, la superficie de instalaciones industriales de TMGA en su concesión principal superará los 25.000 m², incluyendo los viales de servicio. Además, la compañía dispone de otra nave más, en este caso de 2.500 m², en el entorno del nuevo muelle que se está ejecutando en el marco del proyecto del contradique.

Además de TMGA, cuentan ya con concesiones en el Puerto Exterior empresas como Pérez Torres Marítima, la primera que empezó a operar en Punta Langosteira e introdujo en la nómina de mercancías del puerto el clínker. Esta firma cuenta con una concesión de 30.0000 m², también en el entorno de la explanada de operaciones del muelle principal, con dos naves de 10.000 m² más los viales y equipos auxiliares.

Por su parte, el principal operador de graneles agroalimentarios del puerto, Galigrain, dispone de una nave de 10.000 m² en una concesión de 15.000 m², y también está planificando una ampliación.

Otro operador que ha apostado por el Puerto Exterior para abordar su expansión es Transportes y Hormigones Carral, cuyo vínculo comercial con el puerto se estableció ya en Punta Langosteira, donde empezó a operar con cemento con una autorización de uso. Posteriormente, solicitó una concesión de 3.000 m² que ha sido ya aprobada por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria.

A todos ellos se suma el principal cliente del puerto, Repsol, que ya opera coque en el Puerto Exterior y en abril de 2018 iniciará las descargas de petróleo. El proyecto constructivo de su nueva terminal ya ha sido aprobado, tras el informe favorable de Puertos del Estado.