Estiba de la carga en un camion de lonas

Se inspeccionará aleatoriamente al menos el 5% de los vehículos que circulen por las carreteras españolas.

Ante la incertidumbre que está ocasionando la nueva regulación sobre la estiba de la mercancía en los vehículos de transporte, que entrará en vigor el 20 de mayo de 2018, el Comité Nacional de Transporte por Carretera se ha reunido con la Dirección General de Tráfico, DGT, para pedir que se aclaren diversos aspectos.

De forma anual, se inspeccionará aleatoriamente al menos el 5% de los vehículos que circulen por las carreteras españolas, con báscula fija o móvil, tensiómetros, medidores de ángulos y calculadora de estiba, para comprobar que la carga está sujeta de forma segura y que el cambio de posición de la misma es mínimo en cualquier situación.

Todo esto ha generado ciertas dudas en el sector sobre la manera en que se llevará a cabo el procedimiento por parte de los agentes de tráfico y el régimen de responsabilidades en caso de una posible infracción, según recoge Fenadismer.

En este sentido, es preciso tener en cuenta que la Ley del Contrato de Transporte atribuye la responsabilidad al cargador, salvo en la paquetería o carga fraccionada. Asimismo, la normativa de seguridad vial determina que el responsable de las infracciones de tráfico es el autor del hecho infractor.

Desde la DGT, se ha informado de que en España la estiba de los vehículos se realiza en general de forma correcta y no se plantean modificar el actual baremo sancionador, aunque sí elaborarán una resolución de desarrollo del nuevo Real Decreto para clarificar la responsabilidad, que quedará definida en una nueva ficha de estiba adaptada a cada especialidad de transporte.

Dudas sobre el inicio de las sanciones

En cuanto al momento en que comenzarán a multar a aquellos que incumplan la normativa, desde Fenadismer han explicado que se establecerá un periodo transitorio no sancionable de adaptación a la nueva regulación, un hecho que ha sido posteriormente desmentido por la CETM, que asegura que podrán aplicarse sanciones desde el 20 de mayo.

Del mismo modo, la Confederación recuerda que el conductor no interviene en el proceso de la estiba, por lo que «no debería ser posible que recayera sobre él una responsabilidad directa en caso de accidente«.