Al César, lo que es del César. En esta crisis sanitaria, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está demostrando un compromiso con el sector logístico y de transporte digno de reconocimiento público, al servicio de la sociedad española.

En este marco, con el fin de mantener el transporte de mercancías es fundamental garantizar que se hace con las debidas medidas de protección de la salud de los profesionales que participan en estas tareas.

Fruto de la insistencia de los profesionales a través de las asociaciones del sector, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que dirige José Luis Ábalos ha publicado en el BOE este sábado 21 de marzo, la Orden TMA/263/2020, un procedimiento rápido para adquirir mascarillas a nivel centralizado, mediante adjudicación directa y tramitación de emergencia.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana procederá a adquirir de forma centralizada, y a través de Puertos del Estado, un máximo de ocho millones de mascarillas .

Posteriormente, estos equipos serán distribuidos en el ámbito del sector del transporte para su posterior distribución al personal que presta sus servicios en el sector del transporte en áreas de riesgo, tanto de empresas públicas, como privadas.

Criterios de distribución

De ese volumen total, en el ámbito público, 80.000 se destinarán a Adif y a Adif Alta Velocidad, 620.000 a Renfe, 4.800 a Enaire, así como 102.000 a Aena que, a su vez, la distribuirá en el ámbito del sector aéreo.

Además, 1.128.000 mascarillas irán a Puertos del Estado, Autoridades Portuarias y Sasemar, mientras que otros dos millones se darán a Correos.

Todas estas empresas públicas abonarán posteriormente a Puertos del Estado las cantidades correspondientes a la adquisición de las mascarillas que le han sido adjudicadas.

Otros cuatro millones de mascarillas irán a parar a trabajadores que prestan servicios en empresas privadas de transporte terrestre de viajeros y de mercancías, incluyen conductores de taxis, VTC, camioneros, conductores de autobuses de líneas de pasajeros privados, así como personal en el ámbito autonómico y local, además de a personal del propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Las asociaciones representativas y entidades públicas competentes de cada uno de los sectores remitirán sus solicitudes a la Dirección General de Transporte Terrestre en el plazo de los dos días posteriores a la comunicación de la recepción de las mascarillas por el Ministerio, tras la adjudicación del contrato público.

La directora general de Transporte Terrestre, Mercedes Gómez, a la vista de las solicitudes y dentro del número máximo asignado al sector, expedirá las autorizaciones para la recogida de las mascarillas asignadas en cada punto de entrega, siempre atendiendo a los criterios indicados con carácter general por el Ministerio de Sanidad.

¿Serán suficientes, al menos de momento? ¿Es necesario un procedimiento continuo que garantice el abastecimiento regular? No y sí.