Los beneficios del GNL para la reducción de emisiones en el transporte marítimo han quedado sobradamente demostrados en los últimos años, especialmente para segmentos como los ferries o los buques ro-ro.

Aunque probablemente no vaya a ser la tecnología más utilizada dentro de dos décadas, su madurez la sitúa en un lugar privilegiado en el momento actual, lo que ha hecho a muchas navieras decantarse por esta opción en el camino hacia un transporte sostenible.

En el ámbito nacional, Balearia es la naviera que ha realizado una mayor apuesta por el Gas Natural Licuado, pues en la actualidad cuenta con seis buques propulsados por este combustible, a los que se sumarán cinco más hasta 2022.

Estas embarcaciones garantizan una reducción de aproximadamente el 40% de los costes operativos, según ha explicado Pablo García, director de Proyectos de Flota, durante la segunda sesión del ‘Green Gas Mobility Summit’ de Gasnam. Al mismo tiempo, permiten minimizar las emisiones contaminantes, contribuyendo a alcanzar la excelencia en la gestión.

Recientemente ha finalizado en los astilleros Armón de Gijón la construcción del primer ‘fast ferry’ del mundo propulsado por GNL, el ‘Eleanor Roosevelt‘, con una eslora de 123 metros y 28 metros de manga.

Además, en agosto incorporó a su flota al buque Sicilia, tras completar su remotorización para que pudiera navegar con este combustible. Se trata de la cuarta operación de este tipo, tras las del Bahama Mama, el Nápoles y el Abel Matutes, aunque también cuenta en su flota con los buques a GNL de nueva construcción Hypatia de Alejandría y Marie Curie.

Este invierno, procederán a realizar la remotorización del Hedy Lamarr y el Martín i Soler. Una vez estén operativos estos nueve buques, se ha calculado un ahorro anual de 569,59 toneladas de SOx, 6.535,30 toneladas de NOx y 92.147,37 toneladas de CO2, el equivalente a sacar 60.000 vehículos de las carreteras.

Los planes de UECC

Por su parte, Daniel Gent, director de Energía y Sostenibilidad de UECC, ha recordado que la naviera cuenta desde 2017 con dos buques a GNL, el M/V Auto Eco y el M/V Auto Energy, considerados los primeros y más grandes ‘Pure Car & Truck Carriers‘ de motor dual a GNL del mundo.

Con 181 metros de eslora y 30 metros de manga, ofrecen capacidad para el transporte de 4.000 vehículos en 10 cubiertas y cuentan con la certificación para hielo 1A Super que otorgan Finlandia y Suecia, que garantiza que las embarcaciones pueden operar durante todo el año.

De momento, la naviera está explorando varias áreas para sus proyectos a GNL. La primera es la del Báltico e involucra a los puertos de Southampton, Zeebrugge, Bremerhaven, Malmo, Hanko y San Petersburgo.

Por otro lado, Gent ha confirmado que tienen grandes planes para entrar en el mercado del gas en España a través de los puertos de Santander y Pasajes, con conexiones entre Santander, Pasajes, Zeebrugge, y Southampton, y entre Santander, Pasajes, Rotterdam y Zeebrugge, entre otras posibilidades.

Otras instalaciones en las que reforzarán su posición serán Sagunto, Tarragona y Vigo, con conexiones con puertos de Turquía, Italia, Alemania, Bélgica y Grecia. Actualmente, está construyendo tres nuevos car-carriers híbridos que combinarán GNL y baterías, y serán entregados entre 2021 y 2022.

Se trata de un diseño pionero que le permitirá superar el objetivo que establece la Organización Marítima Internacional de reducción del 40% en la intensidad del carbono para 2030.