UGT asegura en un comunicado que «la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el sector de estiba portuaria pone en jaque la negociación colectiva en nuestro país al asumir como válidas las tesis de una asociación empresarial con intereses propios y las de un órgano como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que lleva tiempo desbarrando en sus valoraciones sobre el mercado laboral».

Así pues, la central sindical estima que la decisión judicial «resulta contraria a Derecho y, consecuentemente, procederemos a interponer el correspondiente recurso ante el Tribunal Supremo«.

En línea con Coordinadora, UGT también cree «necesario la definitiva conclusión de un marco jurídico en el sector de la estiba portuaria que dote de estabilidad al mismo, así como al empleo y las condiciones laborales del mismo».

Así mismo, el sindicato dice sentir «mayor perplejidad y preocupación» porque «la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional haya abrazado sin ambages, ya no los argumentos de ASOPORT en su demanda sino los pronunciamientos de la CNMC, tan ajenos al derecho laboral, en especial en materia de subrogación convencional«.

Según su opinión, este razonamiento cuestiona, más allá de la estiba, «el contenido de la negociación colectiva en este país, además de desoír la evolución de la doctrina judicial sobre la subrogación».