El Juzgado Contencioso-Administrativo número 30 de Madrid ha suspendido, con fecha 5 de diciembre y de forma cautelar el Decreto del Ayuntamiento de Madrid, por el que se establecen medidas de restricción del tráfico en la capital desde el 2 de diciembre de 2016 hasta el 8 de enero de 2017.

En concreto, se permitirá, a petición de la patronal de transporte y logística UNO, la circulación de los vehículos que presten servicios postales de recogida o entrega de paquetes, así como la distribución logística de toda clase de mercancías con origen o destino en uno de los viales de la calle Gran Vía.

La medida judicial se ha adoptado tras un análisis por parte de los servicios jurídicos de la patronal, que ha interpuesto una demanda solicitando la suspensión del Decreto, alegando que se trataba de una vulneración de los derechos de los usuarios y de la Ley de garantía de unidad del mercado.

Asimismo, han abierto una línea de diálogo con el Área de Circulación del consistorio madrileño, con una propuesta concreta para la operativa de reparto, recogida y distribución de mercancías en la zona.

El objetivo es garantizar el desarrollo de la actividad logística y de transporte, al tiempo que se avanza en la descongestión del tráfico y en un mayor cuidado del medio ambiente.

El Ayuntamiento tiene tres días para alegar lo que estime conveniente, antes de que el Juzgado tome una determinación definitiva sobre el levantamiento, mantenimiento o modificación de la medida adoptada.

Las nuevas restricciones a la circulación en el centro de Madrid para la época navideña, que afectan fuertemente a los vehículos de reparto.

Aunque estaba prevista la posibilidad de que la circulación, carga y descarga se pueda realizar en el intervalo de 23:00 a 11:00, la zona objeto de restricciones coincide con las Áreas de Prioridad Residencial, por lo que toda la actividad se tiene que realizar en un periodo de tres horas, entre las 08:00 y las 11:00.

Este ha sido uno de los principales argumentos del escrito presentado por parte de la patronal UNO, que ha dado lugar a la suspensión cautelar dictada por el Juzgado Contencioso-Administrativo número 30 de Madrid.

Oposición de asociaciones, comerciantes y profesionales del sector

También Fenadismer, que tenía prevista una reunión con representantes del consistorio madrileño para el 7 de diciembre, había solicitado que se eximiera de las restricciones de circulación a los vehículos de transporte y reparto de mercancías.

Precisamente, el 25 de noviembre se presentó al Ayuntamiento de la capital el estudio encargado para conocer los pormenores de la logística en la capital.

En este contexto,  el lunes 28 de noviembre, se reunieron representantes de la administración local, Citet y las principales asociaciones de fabricantes de vehículos eléctricos para analizar y estudiar medidas concretas que permitan una distribución urbana más sostenible.