Para minimizar el impacto de la crisis sanitaria, con cierres temporales de tiendas y restricciones a su operación en mercados clave como Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal y Brasil, Inditex ha gestionado activamente su cadena de suministro, inventario único y gastos operativos durante su primer trimestre fiscal, de febrero a abril.

Así mismo, la textil gallega ha seguido avanzando a través de la diferenciación y transformación estratégica hacia un modelo de negocio totalmente integrado, digital y sostenible continúa dando resultados.

Este proceso de fundamente en tres pilares fundamentales. El primero de ello es la integración del modelo de negocio, que ha permitido que los efectos del programa de absorción de tiendas anunciado en junio 2020 se hayan recuperado totalmenteen la venta en tienda y on-line enmayo 2021.

En este sentido, Inditex considera que el inventario único se ha mostrado como clave en este aspecto.

En segundo lugar, la plataforma abierta de Inditex está ya implementada al 90%, mientras quea venta on-line continúa creciendo a tasas muy destacadas. Finalmente, el grupo continúa su desarrollo sostenible por encima de sus objetivos iniciales.

Como consecuencia, entre febrero y abril, la venta en tienda de Inditex ha ido mejorando progresivamente, mientras que, al tiempo, la venta on-line a tipo de cambio constante ha crecido un 67%

Durante el período, la flexibilidad del modelo de negocio ha permitido, según la compañía gallega, que las dinámicas del circulante hayan retornado a la normalidad.

Así pues, como resultado de la gestión activa de la cadena de suministro el inventario ha crecido un 5% frente al mismo período de 2020, aunque, de igual modo, se coloca aún un 5% frente al mismo tramo del 2019.