Instalaciones de Unipost en San Fernando de Henares

El ERE se ampliará de forma progresiva hasta mayo de 2018.

Tras conocerse que Unipost preparaba un Expediente de Regulación de Empleo, ERE, para la totalidad de su plantilla en España, la administración concursal del operador ha informado de que el primero, que se llevará a cabo en diciembre de 2017, afectará a 560 trabajadores.

En esta fase, no se contempla la supresión de la actividad en ningún ámbito territorial, sino el ajuste de recursos para dar un servicio mínimo en todos los centros. Posteriormente, si la tesorería de la empresa lo permite, el ERE se ampliará de forma progresiva hasta mayo de 2018, para llegar a los 1.730 trabajadores restantes.

Desde CCOO, han explicado que solicitarán la calificación de ‘concurso culpable‘ al considerar como responsable de la situación de la empresa a Pablo Raventós, uno de los fundadores, al que exigirán que responda con sus bienes personales para pagar a la plantilla los más de seis millones que aún se les deben.

Para el sindicato, resulta prioritario tomar las iniciativas necesarias para mantener la actividad a partir de enero del próximo año, por lo que consideran imprescindible la aparición de un comprador para evitar el cierre de instalaciones y poder mantener el empleo, el salario y el convenio de los empleados.

En este sentido, la administración concursal no ha avanzado aún nada sobre la posible operación de compra al considerar que «no es el momento de desvelar los nombres del o de los posibles compradores«.

Por su parte, la organización sindical ha reclamado la intervención del Gobierno para evitar «uno de los mayores ERE de los últimos años» y ha anunciado nuevas movilizaciones en las que exigirán un plan de viabilidad para la empresa.