Como ya adelantó cadenadesuministro.es, Unipost, que actualmente se encuentra en concurso de acreedores, ha presentado este miércoles 11 de octubre un Expediente de Regulación de Empleo, ERE, que afecta a 2.200 trabajadores, lo que supone la totalidad de su plantilla en España.

Esta decisión, que abre la puerta a la liquidación del operador, ya ha sido comunicada a los representantes sindicales. Desde CCOO, han mostrado su «tajante rechazo» al ERE, que consideran «un órdago«. Por ello, desde las mesas de negociación, el sindicato tratará de evitar la liquidación de la empresa y de reducir al mínimo el número de trabajadores afectados.

En este sentido, entienden que para que se mantenga la actividad, es preciso que exista una plantilla suficiente y «unos gestores diferentes«, por lo que seguirán exigiendo un Plan de Viabilidad con iniciativas basadas en la diversificación, el mantenimiento de los trabajadores en sus puestos y una nueva dirección de un otro operador postal «que encauce el desaguisado«.

La empresa, con sede en Barcelona, acumula una deuda cercana a los 50 millones de euros, pero ha presentado en julio de 2017 concurso voluntario de acreedores, con la intención de continuar con su actividad.

Desde las organizaciones sindicales, contaban con que la empresa pudiera presentar un ERE para parte del equipo, pero no esperaban que fuera para todos los empleados. De hecho, estaban en negociaciones aprobar un plan de viabilidad que permitiera redimensionar la plantilla a las actuales necesidades del negocio.