La Comisión Europea ha aprobado, de conformidad con las normas de la UE sobre ayudas estatales, las ayudas del Gobierno español por valor de 2,5 millones de euros para la compra de semirremolques intermodales aptos para su uso en ferrocarril.

Este plan se financiará con los fondos europeos de recuperación y concretará a través de subvenciones directas, con el fin de financia parte de los costes de inversión necesarios para la compra de semirremolques intermodales, que son significativamente superiores a los costes de las unidades viales convencionales para el transporte directo por carretera.

El objetivo de la medida es contribuir al desarrollo del transporte combinado por carretera y ferrocarril y promover el cambio gradual de la carretera al ferrocarril, que, a juicio de las autoridades, es un modo de transporte de mercancías más ecológico.

La Comisión ha evaluado la medida con arreglo a las normas comunitarias sobre ayudas estatales, en particular el artículo 93 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) en relación con la coordinación del transporte y ha tenido en cuenta que el plan es necesario y proporcionado para promover el uso del transporte intermodal.

Por tanto, se considera quela medida será beneficiosa tanto para el medio ambiente como para la movilidad y que tendrá un «efecto incentivador», ya que, si no existiera la subvención, los beneficiarios no realizarían las inversiones en estos equipos.

Consecuentemente, la Comisión concluye que la medida contribuirá a la coordinación del transporte y facilitará el cambio del transporte de mercancías de la carretera al ferrocarril en consonancia con los objetivos políticos de la UE, incluidos los establecidos en el Pacto Verde, sin distorsionar indebidamente la competencia en el mercado único.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px