Volvo Trucks presenta su primer camión eléctrico para uso comercial, el Volvo FL Electric, que empezará a producirse en línea y a venderse en Europa a partir de 2019.

Se trata de un camión totalmente eléctrico pensado para la distribución, la recogida de basuras y otras aplicaciones en condiciones urbanas, con una Masa Máxima Autorizada de 16 toneladas.

Desde el primer momento, la tecnología utilizada para la propulsión y el almacenamiento de energía se ha probado y comprobado de forma exhaustiva y tiene el respaldo de la red de gran alcance de la compañía para ventas, servicio y suministro de piezas.

Esta nueva propuesta cuenta con el aval de la experiencia acumulada del Grupo Volvo en soluciones eléctricas de transporte. De hecho, la empresa homóloga Volvo Buses ha vendido más de 4.000 autobuses eléctricos desde 2010.

El Volvo FL Electric cuenta con un motor eléctrico de 248 CV, potencia máxima de salida continua de 174 CV, caja de cambios de dos velocidades, eje de transmisión y eje trasero.

El par máximo del motor eléctrico es de 425 Nm. También integra entre dos y seis baterías de iones de litio, con un total de 100–300 kWh, que le permiten una autonomía de hasta 300 kilómetros.

Para una carga rápida se necesitan entre una o dos horas y para una nocturna, hasta diez horas, con una capacidad de batería máxima de 300 kWh.