furgoneta-para-entrega-perecederos-udelv-walmart

El proyecto se lleva a cabo en la localidad del estado norteamericano de Arizona.

La llegada del comercio electrónico a los productos de alimentación en mercados maduros como el estadounidense, ha supuesto una nueva vuelta de tuerca en la evolución tecnológica del reparto de última milla.

Muchos de estos desarrollos tienen mucho de marketing, pero avanzan, sin duda alguna, por dónde van los tiros en lo que se refiere a la distribución urbana de mercancías de cara a un futuro que, sin ser inmediato, tampoco queda tan lejano.

Entre los muchos proyectos en marcha, Walmart ha anunciado esta misma semana que ha iniciado, en colaboración con el fabricante de automóviles autónomos Udelv, un piloto en Arizona para la distribución de productos perecederos a domicilio con una furgoneta autónoma especialmente diseñada para esta función de reparto urbano.

El servicio se complementa con la introducción de dependientes especialmente dedicados a seleccionar los productos que se enviarán con este nuevo desarrollo con el que la cadena estadounidense busca anticiparse a la evolución de las necesidades de los consumidores de cara a los próximos diez años.

Buscan de este modo, plantar cara a los grandes e-tailers mundiales en su propio terreno, con un modelo omnicanal centrado en una importante presencia física y un fuerte desarrollo de nuevos productos dirigidos al canal on-line.