El Propeller Valencia ha presentado las conclusiones del estudio sobre la viabilidad de un tren lanzadera entre Sagunto y el puerto de Valencia para el transporte de contenedores, elaborado por la Universidad Politécnica de Valencia en colaboración con miembros de la Asociación pertenecientes a Slisa y Logitrén.

Tal y como queda de manifiesto en el estudio, no parece realista mejorar la eficiencia operativa, económica y medioambiental de los tráficos por carretera mediante una lanzadera entre Sagunto y el puerto

Si no se actúa en paralelo en todos los eslabones, “no tiene sentido un proyecto de este tipo”, y además, “cualquier retraso en los escenarios de ejecución de infraestructuras a medio y largo plazo penaliza esta alternativa”.

Según el informe, la capacidad ferroviaria de las terminales de contenedores del puerto “imposibilita atender la lanzadera”, lo cual sólo sería posible incorporando las seis nuevas vías de la terminal norte y dedicando cuatro en exclusiva a este tráfico.

Por otro lado, la viabilidad de la lanzadera está totalmente condicionada al desarrollo de Corredor Mediterráneo tanto en su infraestructura como en los plazos, y atender el 100% de la demanda exigiría implicación por parte de Adif.

Conclusiones

A la vista de los resultados, explican desde el Propeller, los empresarios logísticos se mantienen escépticos respecto a la viabilidad operativa y de explotación del tren lanzadera.

Eso no quiere decir que no necesitemos un nuevo acceso ferroviario al puerto de Valencia«, insisten, pues la construcción del túnel pasante liberaría Serrería y permitiría habilitar esa nueva conexión.

Respecto al acceso norte por carretera al puerto, la Asociación está a la espera de conocer el estudio de alternativas de Ineco, pero entiende que “no se va a poder evitar una conexión por carretera y en túnel al recinto portuario valenciano”.

En primer lugar, porque podría alcanzarse un tráfico de hasta 10 millones de TEUs, que creen que difícilmente soportaría un acceso ferroviario, pero también porque solamente existe un acceso al puerto por el sur y porque la pendiente máxima que puede alcanzar un tren de mercancías en la salida del túnel no puede superar las 18 milésimas.