Brittany Ferries continuará operando con total normalidad los servicios que enlazan el puerto de Santander con el Reino Unido, pese a las nuevas restricciones establecidas por el Gobierno español esta misma semana para atajar la expansión de una nueva variante del Covid-19 detectada en el archipiélago británico.

Así pues, el número de conexiones que mantiene la naviera entre en recinto portuario cántabro y Gran Bretaña no se verá afectado, aunque, en cumplimiento de la nueva normativa, Brittany Ferries transportará única y exclusivamente pasajeros españoles o residentes en España, sin que pueda acceder al país ningún turista, lo que obligará a los responsables del puerto a  reforzar todos los controles en las llegadas desde el Reino Unido.

Así mismo, la Autoridad Portuaria de Santander y la naviera gala trabajarán conjuntamente para cumplir con todas las garantías, de tal manera que no se podrá embarcar desde Reino Unido en ningún barco de la naviera sin una PCR o TMA negativa realizada con un máximo de 72 horas antes de llegar a la dársena santanderina.

De igual modo, tampoco se podrá realizar el trayecto sin un justificante que demuestre la nacionalidad española o la residencia en España.

Además, cada pasajero deberá cumplimentar un Formulario de Salud Pública entregado en el momento de hacer la facturación, y que tiene que ser rellenado antes de la llegada a Santander, así como pasar por un control visual y de temperatura justo antes de subir al barco.