distribucion urbana

El stock se traslada al centro de la ciudad.

El auge del comercio electrónico y la tendencia de las empresas de gran distribución a trasladarse al centro de las principales ciudades para acercarse a sus clientes está modificando la gestión de la distribución urbana de mercancías radicalmente.

En este escenario, se está produciendo un fenómeno que implica el traslado de los stocks dentro de los principales núcleos de población con el fin de optimizar el transporte y adaptarse a un escenario regulatorio mucho más restrictivo para el uso de los vehículos de reparto más contaminantes.

Si hace pocos meses, Merlin Properties ponía en marcha dos proyectos pilotos para utilizar los aparcamientos de dos edificios de oficinas en Madrid como base para el reparto urbano, con colaboración con FM Logistic y con GLS, ahora CBRE tiene previsto lanzar su proyecto Logiprime a lo largo de la primera mitad del próximo 2020.

El proyecto cuenta con una inversión multianual de 250 millones de euros que implicará el desarrollo de cien plataformas en las principales ciudades españolas, empezando por las diez de mayor tamaño, hasta sumar una superficie total de 200.000 m² y que en una tercera fase también planea llegar a Portugal, e incluso estudiar el desarrollo de instalaciones adecuadas para mercancías refrigeradas o peligrosas.

La iniciativa busca inmuebles de entre 800 y 1.400 m² de superficie, con una altura mínima de 2,5 metros y con espacio en la calle para la carga y descargar, con el fin de permitir la llegada nocturna de camiones que aprovisionen el stock para, ya de día, realizar el reparto mediante vehículos sostenibles, utilizando personal con diferentes grados de discapacidad, en virtud del convenio suscrito con Ilunion.

La idea quiere aprovechar la localización y conectividad de sus emplazamientos para ofrecer un nuevo proyecto de hubs urbanos, con rentas que parecerían superiores a las de otras instalaciones ubicadas en las primeras coronas de Madrid o Barcelona, aunque también generarían ahorros a través de reducciones en los costes de transporte.